Precio de Vinos

Imagen de viña  en la vendimia (Precio de vinos)

Visita nuestra tienda

Entrar

Factores que determinan el precio del vino

No siempre los vinos más caros resultan ser los de mejor calidad, los precios de los vinos varían enormemente y no es fácil saber distinguir cuáles son los factores que determinan la relación calidad precio de los vinos. Desde Bodegas Verum presentamos algunos de los factores más importantes que hay que tener en cuenta para saber si estamos, por ejemplo, pagando un precio adecuado por un vino tinto o no.

A la hora de determinar el precio del vino, la materia prima es clave y hay tres factores fundamentales a tener en cuenta en el coste de la uva: variedad de uva, exclusividad del viñedo y año de cultivo (producción).

Respecto a la variedad de la uva, las tintas suelen ser algo más caras que las variedades blancas, es por esto que en algunos casos el precio del vino tinto es mayor que el precio del vino blanco.

En cuanto a la exclusividad del viñedo, es la calidad enológica de la tierra y de la planta lo que marca la diferencia entre vinos y precios. Hay que añadir a todo lo anterior que en la cosecha de la uva, la climatología y el emplazamiento de los viñedos, son determinantes.

Por ejemplo, en los precios de vinos tintos se detecta en qué años el clima acompañó y las cosechas fueron amplias, esas añadas por lo general son más baratas que las de años en los que el clima adverso redujo la producción.

Además del clima, en la producción interfieren otros factores técnicos como la disposición de la vid, la forma de riego o el sistema de vendimia y selección de la fruta.

En el caso del precio del vino blanco, no es lo mismo el viñedo de Airén de Verum con más de 60 años en secano  con una producción media de 3 kg/ha que otro viñedo joven en espaldera, que se vendimia a máquina y produce 15 kg/ha. En el caso del vino, la cantidad producida es inversamente proporcional a la calidad, es decir, a más cantidad menos calidad y a la inversa.

La vendimia tiene una duración aproximada de 15 días a 2 meses dependiendo de la región y las variedades que se cultiven, y en ese tiempo es imprescindible recoger toda la cosecha para que no se estropee. Cada productor utiliza distintos medios de recolección de la uva con costes diferentes que también influyen en el precio del vino.

En Verum la vendimia es manual y se realiza selección de racimos y granos de uva, lo que obliga a contar con un grupo de unas 15 personas para realizar la selección manual en bodega. Quienes utilizan la vendimia mecánica, necesitan menos trabajadores porque la máquina sacude los pies de cepa y los granos de la uva caen directamente en los contenedores lo que permite reducir el coste del vino.

Otro de los factores clave que ayudan a determinar el precio del vino es el tiempo en barrica. El tiempo de permanencia de un vino no solo en la barrica si no también en la botella, y que determina sea Crianza, Reserva o Gran Reserva. Los costes que asume la bodega por mantener el vino “guardado” causan también un aumento del precio del vino.

A todo lo anterior se añaden otros factores externos a la calidad del vino, como la imagen, el posicionamiento o los acuerdos de distribución, cuestiones de marketing que definen el precio y no necesariamente si hablamos de un vino tinto calidad.