La importancia del CLIMA en el cultivo de la vid

Comments (0) Blog, Cultura

infografia-clima-copia
Compartir
Share on Google+Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on TumblrPin on PinterestShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Es un hecho demostrado que la vid tiene suficiente  como para estar presente y permitir su cultivo independientemente de las condiciones climáticas y suelo en algunas ocasiones, en condiciones casi extremas por la temperatura y pobreza del terreno, si bien, estas determinarán la calidad de la cosecha.

Según la variedad, el comportamiento será distinto dependiendo del tipo de suelo, clima, altitud, latitud…  También hay que tener las condiciones climáticas de cada ciclo vegetativo, ya que marcarán la calidad final de la uva, por eso se habla de añadas y denominaciones de origen o zonas.

El clima, el terreno y la altitud es lo primero que se tiene en cuenta a la hora de elegir la variedad a cultivar, por ello obtendremos un tipo de vino en cada zona concreta.

Cada variedad de uva tiene una fecha de floración y maduración diferentes. Las variedades de las regiones frescas deben tener un ciclo biológico más Corto: han de brotar una vez pasadas las heladas más fuertes, y madurar antes de la llegada de los fríos del otoño. En general, una región es fresca a causa de su latitud: en nuestro hemisferio, cuanto más al norte, más fresca será, o de su altitud – cuanto más alta respecto del nivel del mar, mas fresca: cada 100 metros disminuye 0’6ºC la temperatura media.

Así, algunas zonas de Castilla la Mancha pueden llegar a ser más frescas que Burdeos, aun estando más al sur pero con altitudes que en casos superan los 1000 mt. sobre el nivel del mar.

infografia-clima-copia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *